martes, 7 de mayo de 2013

Aprendiendo el Imperfecto con una canción infantil

Qué mejor manera de aprender el Imperfecto que repetir una y otra vez las formas verbales en de una canción amena. Yorgos Jatsipierís, un chipriota que compagina la abogacía con su faceta musical, derrocha humor e imaginación en sus composiciones infantiles que han alcanzado un éxito enorme, sobre todo a través de los discos Ο τεμπέλης δράκος και άλλες ιστορίες [El dragón vago y otras historias] (2008) y Η επιστροφή του τεμπέλη δράκου [El regreso del dragón vago] (2009). Los cantantes que eligió para interpretarlas son muy conocidos. En la canción que sigue escuchamos la voz de Socratis Málamas. La letra es realmente ingeniosa...

Como hemos apuntado, el Imperfecto (Παρατατικός) se utiliza para referirnos a acciones que se repetían en el pasado o que tuvieron cierta duración. Lo utilizamos para hacer descripciones. 



Ο τεμπέλης δράκος
 
Ένας τεμπέλης δράκος
σε σκοτεινή σπηλιά
κοιμόταν όλη μέρα
σε περσικά χαλιά.

Κι έβγαινε στην κοιλάδα
μονάχα για φαΐ
εξηνταπέντε βόδια
τα τρωε στη στιγμή.


Και για να ξεδιψάσει
σερνόταν στο βουνό
έπινε δέκα λίμνες
και έναν ποταμό.

Κι ερχόντουσαν ιππότες
και μπαίναν στη σπηλιά
το δράκο να σκοτώσουν
με όπλα και σπαθιά.

Μα ο τεμπέλης δράκος 
βαριότανε πολύ
ιππότες να μασάει 
που είναι και σκληροί! 

Γι’ αυτό έτσι ξαπλωμένος
πετούσε τις φωτιές
ν’ ανάψουνε τα ξύλα
και να ψηθεί ο καφές.


Έστρωνε το τραπέζι
άναβε τα κεριά
κι έλεγε παραμύθια
για δράκους και θεριά!

El dragón vago

Un dragón vago
en una cueva oscura
se pasaba el día durmiendo
sobre alfombras persas.

Y salía al valle
tan solo para comer
sesenta y cinco bueyes
se los comía en un pispás.     

Y para saciar la sed
se arrastraba hasta el monte
se bebía diez lagos
y un río.  

Llegaban caballeros
y entraban en la cueva
para matar al dragón
con armas y espadas.
 
Pero al dragón vago
le daba mucha pereza
masticar caballeros
¡que encima están/son duros!

De modo que así tumbadito
echaba los fuegos
para que se encienda la leña
y se haga el café.

Ponía la mesa
encendía las velas
y contaba cuentos
¡de dragones y bestias! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario