martes, 7 de mayo de 2013

Tradiciones de Pascua: Pintar y chocar huevos


En Grecia el lunes de Pascua es día festivo y este año además se ha trasladado el 1 de mayo para el día de hoy. Después de los días de introspección y ayuno de la Semana Santa llega el Domingo de la Resurrección, el día más jovial del año, porque simboliza la renovación interior. Al mismo tiempo las familias se reúnen, intercambian buenos deseos los amigos, se festeja a lo grande en buena compañía y con abundante comida...

La Resurrección de Cristo, la primavera y sus colores dejan su impronta en las tradiciones de estos días, siendo la más emblemática la de los huevos pintados de rojo. Este color representa la sangre de Cristo y su pasión sobre la Cruz. Esos huevos se pintan el Jueves Santo y según la tradición se choca un huevo con otro después de la misa de medianoche del Sábado Santo. La persona cuyo huevo resulte más resistente se supone que tendrá suerte durante el año. 

La comida típica de la celebración de la Pascua es el cordero (aparte de todo tipo de carnes que normalmente se preparan coincidiendo con el fin del ayuno) y también hay que mencionar el bollo típico de Pascua, que se llama τσουρέκι (chureki).

Para pintar los huevos la gente normalmente utiliza tintas artificiales, aunque para obtener un resultado parecido y más natural digamos también se puede emplear piel de cebollas rojas, remolachas, azafrán, flores de amapolas, perejil, pimentón, etc.

Si hay tiempo y ganas, los huevos se pueden decorar de mil maneras. Una de las más tradicionales y bonitas es conseguir hojas y flores frescas, pegarlas con un poco de agua sobre la cáscara y fijarlas utilizando unas medias. Eso hay que hacerlo una vez tengamos los huevos cocidos. De esta manera, al sumergirlos en la tinta la parte cubierta por la hoja o la flor queda con el color original del huevo. Así han quedado los míos este año:





Χριστός Ανέστη! Χρόνια πολλά! Και του χρόνου με υγεία!

No hay comentarios:

Publicar un comentario